Emociones

No queda ninguna duda: no es fácil cuando tus padres se separan. De hecho, puede ser una de las cosas más difíciles que hayas tenido que hacer nunca… ¡como si ser adolescente no fuera suficiente!

Ya sea que lo hayas presentido porque había mucho conflicto y tensión, o te haya caído de sorpresa, lo más probable es que sientas emociones muy fuertes. La buena noticia es que esto es perfectamente normal… ¡y las cosas van a mejorar!

En esta sección, hablaremos sobre:

  • Algunas de las emociones que podrías sentir, y también algunas otras reacciones que podrías tener.
  • Algunas maneras para hacer que te sientas mejor.
  • Cuándo debes de pedir ayuda.